Inicio Psicología y SIDA Algunas Consideraciones Teórico-Metodológicas Limitaciones teórico-metodológicas acerca de los modelos cognoscitivos - Retoma el paradigma del reflejo

 

Limitaciones teórico-metodológicas acerca de los modelos cognoscitivos - Retoma el paradigma del reflejo
Psicología y SIDA - Algunas Consideraciones Teórico-Metodológicas
Indice del artículo
Limitaciones teórico-metodológicas acerca de los modelos cognoscitivos
Se fundamenta en una concepción dualista
Retoma el paradigma del reflejo
Considera la misma complejidad de los procesos
Falta de delimitación de su objeto de estudio
Relación Ciencia-Tecnología
Todas las páginas

 

  • Retoma el paradigma del reflejo

Los elementos para el análisis de la conducta, que actualmente rigen la teoría cognoscitiva, se fundamentan en el paradigma del reflejo (derivado de la mecánica cartesiana), el cual propone una relación mecánica entre un impulso o fuerza externa y el movimiento del cuerpo (Ribes, 1990a). Dicho paradigma fue retomado por la teoría cognoscitiva al adoptar el paradigma E-R propuesto por la teoría conductista (el cual estaba sustentando en la fisiología del reflejo), al proponer que entre un estímulo y su respuesta existían eventos mediacionales que afectan el comportamiento (Rodríguez et al., 2003).

A nivel teórico la adopción de este paradigma, distorsionó el objeto de estudio de la psicología, ya que el paradigma del reflejo no fue diseñado para el estudio de la conducta, dicho paradigma fue transferido a la psicología desde la biología; lo que implicaba que la psicología trabajara con supuestos conceptuales distintos a su propio objeto de estudio (Ribes 1990a; Ribes y López, 1985).

Las principales limitaciones metodológicas que se dan como consecuencia de la adopción de este paradigma son, a saber, cuatro:

A) la segmentación del evento conductual, es decir:

  • Hace de la psicología cognoscitiva una psicología causalista, por un lado consideran que existe una causa predeterminada responsable de que las personas actúen de cierta manera, postulando a priori la causa del comportamiento. Por otro lado, reduce el estudio de la conducta a un estímulo y una respuesta, bajo la relación causa-efecto considerando a la conducta como diacrónica, es decir lineal y unidireccional, donde un suceso antecede al otro. Lo anterior se pudo ver en los modelos previamente descritos, los cuales dan por sentado que existen en todos los individuos determinantes cognitivos previos a la conducta, los cuales son la causa directa de la emisión de tal o cual comportamiento, siendo además unidireccionales y condicionales, es decir, tiene que darse primero un evento para que después se cumpla el otro (Ribes 1990a; y Rodríguez, 2002).
  • Hace que el objeto de estudio de la psicología se reduzca a respuestas puntuales (atómicas) dentro de un continuo, haciendo énfasis en situaciones en donde solo puede ocurrir una respuesta a la vez, o bien siendo sólo un tipo de variable la causante de tal o cual conducta, reduciendo una interacción compleja a solo episodios de conducta. Este hecho considera que cualquier evento que no demuestre su existencia directa en la relación Estímulo-Respuesta queda eliminado, fungiendo como un modelo reduccionista. Lo anterior trae como consecuencia que se dejen fuera factores de índole disposicional, es decir, que facilitan o interfieren en la emisión de un comportamiento específico, tales como la historia del individuo, sus capacidades, etcétera (DíazGonzález, 1996; Ribes y López, 1985).

Si bien, los modelos aquí descritos intentan explicar el comportamiento en términos de factores cognitivos, la aceptación de éstos implica que es la percepción individual la que determina el comportamiento, dejando de lado la importancia que tiene el ambiente sobre el mismo. Esta característica se presenta en los cuatro modelos revisados y aunque el modelo de Autoeficacia y el modelo de Acción Razonada intentan incorporar factores tales como el contexto, éstos no lo consideran como una variable de peso en la descripción de los modelos (Fernández-Abascal 2003; Ribes, 1990a; Ribes y López, 1985; Rodríguez, 2002; Soto et al., 1997).

B) refuerza la creación de seudoproblemas, los cuales son considerados de esta manera ya que surgen como categorías nuevas que intentan explicar el comportamiento pero a partir de un problema mal planteado, es decir, los modelos cognoscitivos parten, en principio de que existe un mundo externo y un mundo interno y es con dicho fundamento que proponen nuevas categorías que expliquen el comportamiento “interno” y “externo” cuando de antemano sabemos que el paradigma cartesiano representa en el estudio de la conducta un gran “error categorial” (véase Ryle 1967). Es así que se crean nuevas categorías que representan seudoproblemas puesto que su mismo fundamento padece de problemas (Ribes 1990a; Ribes y López, 1985).

C) restringe la situación al aquí y ahora, lo que implica que el responder del individuo se da en términos de la situación, eliminando la posibilidad de que la historia del individuo influya en su manera de responder e incluso de que el individuo pueda desligarse funcionalmente del aquí y ahora, función que se da gracias al lenguaje y que caracteriza al ser humano (Díaz-González, 1996; Ribes, 1990b; Ribes y López 1985).

D) La psicología cognoscitiva, al adoptar el paradigma del reflejo para el estudio de la conducta, hereda sus limitaciones, lo que la llevó entre otras cosas, a convertirse en una psicología organocéntrica al postular al reflejo como una unidad descriptiva del comportamiento, centrando su objeto de estudio en las reacciones del organismo y marginó la influencia de los eventos ambientales. Cabe mencionar que bajo este paradigma se considera que todo lo que el organismo hace es conducta, lo cual trae como consecuencia el confundir el concepto de conducta con el de reactividad biológica (DíazGonzález, 1996; Ribes, 1990b; Ribes y López, 1985).

Por otro lado, es bueno señalar que la mayoría de las escuelas cognoscitivas, sino es que todas, se fundamentan en proposiciones constructivistas las cuales postulan que cada individuo construye su propia realidad y centran su objeto de estudio -cualquiera que este sea- en lo que el organismo hace, desacreditando la importancia que puede tener el medio ambiente sobre el mismo (Rodríguez, et al., 2003).



 

Conoce tu nivel de riesgo!



Patrocinadores

FX
Producción Publicitaría, Corporativa y Documental; Fotografía, Models Books
Bufete Psicológico
Consultoría psicológica

Encuestas

¿Cuál es la mejor forma de prevenir la infección por VIH?
 

Anuncios

Responsabilidad social
FX
Producción Publicitaría, Corporativa y Documental; Fotografía, Models Books
Bufete Psicológico
Consultoría Psicologíca
Grupo Psicología y salud
Grupo de Investigación, Universidad de Almería
Buena Conducta - William Montgomery Urday
Por una Ciencia Conductual Integrada, Integradora e Integrable