Inicio Psicología y SIDA Algunas Consideraciones Teórico-Metodológicas Como superar las limitaciones

 

Como superar las limitaciones
Psicología y SIDA - Algunas Consideraciones Teórico-Metodológicas

Forma de superar las limitaciones teórico-metodológicas de lo modelos de salud cognitivos

 

Con todo lo anterior y considerando la necesidad de resolver las irregularidades que se han generado a lo largo de la historia de la psicología, abogamos por la creación de un modelo alternativo que supere estas limitaciones, dicha alternativa la podemos encontrar en la teoría Interconductal (Kantor 1980), la cual sirve de base para el Modelo Psicológico de la Salud Biológica, propuesto por el Dr. Ribes Iñesta en el año de 1990c.

Esta alternativa se distingue de los demás modelos ya que:

  • Abandona la lógica mecanicista del paradigma del reflejo, para estudiar la conducta de manera sincrónica y jerárquica
El modelo interconductual se presenta como una redefinición del objeto de estudio de la psicología; “como un paradigma metateórico alternativo al conductismo histórico y a sus derivaciones basadas en el paradigma del reflejo” (DíazGonzález, 1996, pp. 10). Esta metateoría consigue superar, las anomalías y contradicciones surgidas en la investigación experimental, la cual sienta sus bases en el modelo mecanicista -lógica que ha venido permeando la actividad psicológica en todas sus representaciones- (Ribes y López, 1985).

Desde este marco teórico se propone que en el análisis de la conducta se conciba a ésta como una relación sincrónica (simultánea) entre eventos, permitiendo superar el reduccionismo en el que han caído otras teorías que obedecen a una forma de análisis lineal. Asimismo, se considera que la conducta humana posee diferentes niveles de complejidad y es por eso, que se postulan niveles jerárquicamente organizados de interacción los cuales son descritos por Ribes y López (1985) en una taxonomía funcional del comportamiento. De esta manera, se consigue incorporar fenómenos psicológicos no considerados por el paradigma conductista y abordados por otras aproximaciones –por ejemplo el cognocitivismo y sus mapas mentales, sus teorías sobre la memoria, la personalidad, etcétera- (DíazGonzález, 1996).
  •  Rompe con el esquema tradicional de afectación mente-cuerpo
Desde esta perspectiva (teoría Interconductista), defendemos la idea de que no existen procesos mentales o internos que afecten el comportamiento humano, de tal forma que se rompe de manera tácita con el paradigma mente-cuerpo, ya que para nosotros los procesos “mentales” no son otra cosa que la descripción de eventos referidos como “internos”, “privados” o “subjetivos”, y que tienen su origen en la necesidad de expresar la reactividad biológica producto de un estímulo, es decir el poner en palabras lo que un individuo esta percibiendo según una serie de acciones de índole biológico o de lo convencional (Ribes, 1982, 1990b; Ribes y López, 1985).

En palabras de Ribes (1990b, p. 19) “hablar de términos mentales es hablar de propensiones, tenencias e inclinaciones y este hablar tiene significado sólo y exclusivamente en el contexto de su uso”.
  •  Específica su marco teórico conceptual, el cual a su vez tiene un objeto de estudio definido
Kantor (citado en Ribes y López, 1985) se inscribe en la tradición filosófica del conductismo, es decir dentro de la concepción especial de la psicología como la ciencia del comportamiento. Sin embargo, se distingue de Skinner por la forma en que desarrolla sus formulaciones categoriales, en este sentido Kantor considera la necesidad de concebir a la psicología como un área de conocimiento distinto al de la biología y desarrolló categorías que recogen la tradición objetiva del conductismo sin verse afectadas por la influencia mecanicista. Es así como Kantor (1980, véase “Teoría de Campo”) delimita claramente el objeto de estudio de la psicología y se refiere a éste con el término “Interconducta”, término que define al comportamiento como un campo de interacciones recíprocas entre la actividad de un organismo individual y su entorno, puntuando su interés en la interacción del individuo con su medio y no en la actividad del organismo, abandonando la concepción organocéntrica del comportamiento (Ribes, 1990a; Ribes y López, 1985).
  • Delimita claramente los factores psicológicos que intervienen en el proceso salud-enfermedad
Confiamos en que el hecho de que la psicología estudie el comportamiento, no quiere decir que ésta sea la disciplina que debe de dar cuenta de todo lo que hacen los seres humanos, pues éste es demasiado complejo como para poder ser explicado por una sola disciplina, es por eso, que se propone identificar dentro de cualquier tipo de problema humano, la dimensión psicológica, ya que cualquier tipo de problema conductual puede ser abordado desde diferentes dimensiones, por ejemplo, la biológica y la social (Ribes, 1990c).

A este respecto Ribes (1990c) en su modelo delimita claramente la dimensión psicológica en el proceso de salud-enfermedad, identificando los factores psicológicos específicos, la relación entre ellos y su relación con factores no psicológicos.
  • Considera categorías especialmente creadas para poder estudiar casos particulares
Convencidos de la necesidad de estudiar y transformar el comportamiento en su medio social, se establecieron categorías especiales que permiten estudiar casos singulares, porque consideramos que existen formas cualitativamente distintas en que una persona puede interactuar con su medio, a este respecto Ribes y López (1985), basados en la “Teoría de Campo” propuesta por Kantor (1980) y el concepto de Interconducta, proponen “un sistema de clasificación de las interacciones conductuales que provee una lógica para distinguir los niveles de organización del comportamiento” (p. 19) estas categorías son desarrolladas en una Taxonomía Funcional del Comportamiento. Dicha taxonomía permite explicar desde los comportamientos más simples hasta los comportamientos más complejos que es capaz de llevar a cabo el ser humano, así, como la identificación de cada uno de los niveles, lo cual cobra importancia en el momento de seleccionar o diseñar el modelo de intervención, cuando así se requiera.
  • Cumple con los criterios necesarios para poder postularse como la interfase necesaria entre el conocimiento científico y el conocimiento tecnológico
El objetivo final de la psicología como ciencia es el construir a partir de su objeto de estudio un conocimiento sólido, para que después éste sea aplicado toda vez que sea identificado lo psicológico dentro de lo que se desea transformar; a este respecto DíazGonzález y Carpio (1996) consideran una serie de criterios necesarios para la aplicación del conocimiento psicológico, entre los cuales destacan la necesidad de crear categorías intermedias que permitan un continuo entre las categorías en donde se pretende aplicar lo psicológico y las categorías con que está construido el conocimiento psicológico, con el propósito de evitar la extrapolación directa del conocimiento científico y sus consecuencias (Ribes y López, 1985).

El modelo propuesto por Ribes (1990c) se perfila como un modelo “interfase” que permite la conexión entre el lenguaje científico y el ordinario en donde existe una congruencia entre sus bases conceptuales y metodológicas, es decir, una justa correspondencia entre lo científico y lo tecnológico, por medio del cual se puede analizar en el ámbito de la salud y desde la perspectiva psicológica, cómo los factores conductuales interactúan con los procesos fisiológicos y bioquímicos y determinar tanto la génesis de la enfermedad como su prevención, tratamiento y rehabilitación (DíazGonzález y Carpio, 1996; Simón, 1993).

Finalmente y para poder dar paso a la descripción del modelo psicológico de la salud biológica, podemos decir que la teoría interconductual representa para nosotros una alternativa que a diferencia de los modelos expuestos anteriormente identifica de manera puntual la dimensión psicológica en la prevención en la transmisión del VIH, es decir, identifica en primera instancia lo que el psicólogo debe hacer frente a la prevención del VIH y delimita claramente los factores psicológicos que intervienen en el proceso salud-enfermedad.
 

Conoce tu nivel de riesgo!



Patrocinadores

FX
Producción Publicitaría, Corporativa y Documental; Fotografía, Models Books
Bufete Psicológico
Consultoría psicológica

Encuestas

¿Cuál es la mejor forma de prevenir la infección por VIH?
 

Anuncios

Responsabilidad social
FX
Producción Publicitaría, Corporativa y Documental; Fotografía, Models Books
Bufete Psicológico
Consultoría Psicologíca
Grupo Psicología y salud
Grupo de Investigación, Universidad de Almería
Buena Conducta - William Montgomery Urday
Por una Ciencia Conductual Integrada, Integradora e Integrable